REPORTAJE NACIONAL

Claudia Sheinbaum, la recaudadora de altos vuelos

Entrevista al diputado del PRD en la CDMX, Raúl Antonio Flores

/facebook @twitter
Ana Kerlegan

Los segundos pisos, los distribuidores viales y el Metrobús Insurgentes son las obras que más cimentaron la incondicionalidad de la actual delegada política de Tlalpan, Claudia Sheinbaum, hacia el líder nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador (AMLO), y por las que esta “Adelita” no ha dejado de ser beneficiaria permanente de cargos públicos otorgados por su jefe, quien además tiene en ella a una de las principales recaudadoras financieras de su larga campaña por la Presidencia de la República en los últimos tres lustros.

En entrevista con buzos, el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Raúl Antonio Flores (RAF), ex compañero de partido y conocedor a fondo de los “usos y costumbres” de la señora Sheinbaum y el dirigente de Morena, revela algunos de los secretos de “Estado” de la funcionaria pública capitalina que a finales de agosto fue designada candidata de este partido al gobierno de la Ciudad de México (CDMX).

buzos (b).- En entrevista con algunos medios de información, la delegada Claudia Sheinbaum presume de ser una científica que hace política incluyente, sustentable e innovadora, ¿qué piensa al respecto?
RAF.- Yo no dudo de su capacidad científica. Donde sí tendríamos que poner los acentos sería en su papel como política. Pero como exsecretaria de Medio Ambiente y delegada de Tlalpan ha dado mucho qué decir en su distracción hacia las críticas de la corriente política que ella representa; además se caracteriza por ser demasiado autoritaria y por carecer de sensibilidad hacia los pueblos originarios de Tlalpan, quienes están en pugna con ella por la defensa de sus tierras ejidales en aquella demarcación y aún a atacar o no respetar sus creencias. En fecha reciente mandó demoler la capilla del Señor de los Trabajos para recuperar un terreno en la colonia Cultura Maya, tan solo para quedarse con el predio porque su ubicación es estratégica para los intereses económicos de la administración delegacional.

Con este tipo de actos quebranta su doble discurso, ya que por un lado sostiene estar en contra de los desarrolladores inmobiliarios y por el otro atiende a inmobiliarias. La jefa delegacional se dedica a diversas actividades, menos a hacer un buen gobierno.

b.-Usted ha declarado que Claudia Sheinbaum ha privilegiado la búsqueda de financiamiento para la campaña presidencial de AMLO. ¿Con cuáles empresarios ha tenido acercamiento la delegada de Tlalpan?
RAF.- Ella tiene varios años ocupándose de la recaudación y la administración de los dineros para AMLO, por ello es pieza clave en el equipo de trabajo del líder nacional de Morena.

El hecho de haber encabezado la construcción de los segundos pisos cuando fue secretaria de Medio Ambiente del Distrito Federal, le valió tener una cercanía con grandes desarrolladores inmobiliarios, como el Grupo Danhos, cuyo director general es José Daniel Kabbaz, así como Carlos Slim, dueño del Grupo Telmex, y otros empresarios.

La forma de hacer política de Morena y de su líder nacional es costosa. Y la gente que voltea a ver a AMLO, aparte de estar inmiscuida en la política, puede costear su actividad política. En eso no me cabe duda que Claudia Sheinbaum tiene complicidad con AMLO.

b.-¿Y cómo opera Claudia Sheinbaum en la búsqueda de financiamiento para AMLO?
RAF.- En reuniones de empresarios vende posibilidades y promesas de que no habrá consecuencias en la concertación de contratos y movimientos de obras públicas.

Por ejemplo, en la megaobra de los segundos pisos, ella se encargó de la diplomacia económica para obtener los recursos financieros que necesitó AMLO para sostener su campaña por la Presidencia. Y a la fecha no hay total transparencia en los movimientos y saldos de esta obra vial.

b.-¿Por qué considera que la delegada Claudia Sheinbaum despotrica del partido que le brindó la oportunidad de incursionar en la vida política del país?
RAF.- Claudia habla mal por ingratitud. A mi parecer, cuando uno ha formado parte de un proyecto político, lo mínimo que se espera es congruencia. Y Claudia Sheinbaum no es congruente, solo ha apostado a una fórmula muy simple para ser una “científica con una perspectiva objetiva”: apuesta su futuro político por apoyar férreamente a AMLO.

Ella es incongruente con las causas que dieron origen al Partido de la Revolución Democrática (PRD), pues es incapaz de increpar a AMLO sobre las legislaciones sobre los derechos humanos, el derecho a la eutanasia y el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo, etcétera.

Me parece incongruente que todavía apoye la posición política oscurantista de AMLO, bajo el pretexto de lucha social, cuando realmente ella queda en una posición de fanatismo pese a tener una formación crítica y científica.

b.-Con el espaldarazo que dio el líder nacional de Morena a Claudia Sheinbaum para su postulación como candidata por la gubernatura de la CDMX, ¿considera que con este acto López Obrador comienza a pagarle su colaboración en la construcción de los segundos pisos y el Metrobús Insurgentes, cuando era secretaria de Medio Ambiente del Distrito Federal?
RAF.- De hecho ya le ha pagado; Sheinbaum se ha estado sirviendo de la política y de las posibilidades electorales.

Este pago de favores se relaciona también con una incondicionalidad porque AMLO sabe que Sheinbaum es un personaje que nunca se atreverá a criticarle una decisión; sabe que con ella tiene un sí por delante a pesar de haberse formando en el pensamiento crítico y objetivo.

Ella misma ha dado de qué hablar por el hecho de haber pagado por un terreno de 37 hectáreas de alta plusvalía, ubicado en Santa Fe y con un precio de mil 859 millones de pesos (cinco mil pesos por metro cuadrado), a cambio de que constructoras como Caapsa, dirigida por Julio Amodio Moheno, y Copri, dirigida por Alejandro Ballesteros, construyeran los segundos pisos y los puentes vehiculares Carlos Lazo-Centenario, cuyo costo fue de 900 millones de pesos.

Ella se ha prestado al engaño con la idea de estar apoyando un proyecto que salvará al país. ¿Cómo es posible que a raíz de una complicidad pretendan salvar al país? Cuando no transparenta de dónde han salido los recursos económicos para solventar los gastos de AMLO y de Morena, cuánto han costado las giras del líder nacional por el país y quiénes las han cubierto.

Aquí solo hay un velo de secrecía y complicidad en las actividades económicas de Morena que te dicen que la delegada Claudia Sheinbaum ha sido un actor fundamental para AMLO en la obtención de recursos en la CDMX. En sí, Claudia ha asegurado un flujo constante de recursos para AMLO desde cualquiera de sus cargos en la administración pública.

Ella ha fungido como recaudadora de altos vuelos en las reuniones secretas de AMLO. Ahí tenemos la foto de Claudia en sus funciones como jefa delegacional de Tlalpan y en horas de trabajo, cuando el líder nacional de Morena anunció que el empresario Alfonso Romo, el financiero de Carlos Salinas de Gortari, lo apoyaba. No es casual que Claudia Sheinbaum posara en medio de Alfonso Romo, AMLO y Esteban Moctezuma, ex secretario de Gobernación en el sexenio de Ernesto Zedillo y a quien le debemos la masacre de Aguas Blancas.

b.-¿Por qué cree que el PRD ya no figura como perspectiva de partido para Claudia Sheinbaum?
RAF.- Figura pero por otros medios y no de los mejores, pues ella ha incorporado a su aliado político Carlos Hernández Mirón, a quien ella trataba de ladrón y de quien se horrorizaba.

A este señor, por cierto, me tocó enfrentarlo en la Asamblea Legislativa como presidente del PRD, antes de ser legislador, porque quería sacar adelante más de 40 cambios de uso de suelo en la CDMX, abusando del cargo de presidente de la Comisión de Desarrollo e Infraestructura Urbana. En ese entonces se criticaba severamente a Hernández Mirón y sus métodos y hoy Sheinbaum es aliada de lo que decía aborrecer.

Ella dice que el PRD es de lo peor, pero como dice el refrán “ve la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio”. Claudia no se ha dado cuenta de que en tres años Morena ha padecido los problemas que al PRD le llevó padecer varios años más.
Todo el pragmatismo de AMLO, de decidir

onforme va el rumbo y no conforme a los principios, dañó al PRD; ahora tanto él como Claudia dicen aborrecer al partido del que emanaron cuando ellos son los que inundaron de pragmatismo al Sol Azteca; y abandonaron la forma de hacer política de la izquierda de antaño.

Hoy su problema es que lo peor del PRD está en el interior de Morena. Aun así, el odio aparente con que la coalición AMLO-Sheinbaum pretende destruir al PRD para monopolizar la izquierda mexicana, no conseguirá su objetivo porque Morena más que un proyecto de nación, es la efervescencia hacia un solo hombre sin apego a los principios democráticos; en Morena domina la demagogia de un  hombre que el día de mañana podría traicionar a la propia Claudia Sheinbaum.