ESCAFANDRA

Vidas paralelas: 500 años
de historia grecorromana

/facebook @twitter
Ángel Trejo

Lucio Mercio Plutarco nació en Queronea, Beocia, en el año 45 de esta era y murió en 125 en Tebas, capital de esa provincia griega. Su bisabuelo Nicarco, comerciante, fue contemporáneo de Antonio y Cleopatra y su abuelo Lamprias le heredó la afición a las letras y la historia.

Se formó intelectualmente en Atenas, a partir de los 20 años de edad. En las Olimpiadas de 66-67 atestiguó las “hazañas” que el emperador romano Nerón Claudio César Augusto Germánico realizó como cantante, actor trágico y conductor de carros de guerra (en esta competencia cayó y estuvo a punto de morir). Además de historiador, Plutarco fue gobernador de Tebas, magistrado, conferencista de filosofía platónica y diplomático en Roma, donde fue cercano a los emperadores Trajano y Adriano.

Escribió una biografía de Alejandro Magno y sus libros Conversaciones de mesa y Vidas paralelas fueron durante muchos años una de las fuentes más importantes para el conocimiento de Grecia y Roma en los siglos VIII al III antes de nuestra era (a.n.e.).

En Vidas paralelas Plutarco reseñó la vida de los 20 jefes de Estado y militares más connotados de las historias griega y romana, entonces enlazadas no solo por compartir un mismo territorio geográfico en el noreste del mar Mediterráneo, sino también por estrechos nexos de identidad racial, cultural y cosmogónica.

Al igual que la mayoría de las “polis” del sur de Italia, Roma fue fundada por griegos y cuando la emergente metrópoli imperial se apoderó de la Hélade, la híbrida cultura grecorromana debatió como una sola frente a las otras grandes comunidades étnicas del Mediterráneo: la egipcia, la fenicia-cartaginesa, la persa y la celta.

Fue en este ámbito en el que Plutarco reconstruyó las grandes figuras griegas de Teseo, Licurgo, Solón, Pericles y Pelópidas mediante su oposición analógica con sus “pares” romanos: Rómulo, Numa, Poblícola, Fabio Máximo y Marcelo, entre otros.

La escritura de Plutarco es amena, digresiva y rica en conocimientos científicos, militares, jurídicos, filosóficos y abundantes detalles familiares y semánticos, como cuando revela que Platón fue sobrino nieto de Solón; que Asilo fue un dios que acogía esclavos y dueños, deudores y acreedores, homicidas y víctimas; que las palabras consejo, cónsul y concilio derivaron de Conso, dios romano dedicado a orientar (aconsejar) a las personas; que comicio significa unir o acordar; que los tribunos fueron “presidentes” de tribu; que los nombres Marco, Marcelo y Marcial tienen un origen común; que el ostracismo viene de una práctica comunitaria griega para desterrar personajes indeseables mediante el depósito de sus nombres en seis mil conchas (ostra), cuya condena consistía en exilios de 10 años; y que los manípulos era manojos de yerbas que simbolizaban caudillajes militares (manipuleros), no liderazgos políticos ni religiosos (manipuladores). Vidas paralelas formó parte de los 16 títulos de la colección Clásicos Universales que en 1922-1924 publicó la SEP de José Vasconcelos.