REPORTAJE ESTADO DE MÉXICO

Vida y pintura: Steak

/facebook @twitter
Norma Sánchez

Entre hojas, lápices, plumones, pintura vínilica, aerosoles y cuadros en acrílico, madera y paredes, etc., Steak se convirtió en un artista urbano que expone en las calles de Ixtapaluca. Autodidacta, estudia las diversas corrientes artísticas con la finalidad de seguir perfeccionando sus técnicas.

El concepto de arte urbano, también llamado arte callejero, se refiere a toda expresión estética realizada en los espacios públicos, aunque este tipo de actividades sean ilegales. El arte urbano va más allá de escribir o pintar una pared o un espacio en blanco: con esas creaciones, el artista ejerce su libertad de expresión a través de la cual denuncia, recuerda acontecimientos históricos, políticos y sociales, o simplemente desea transformar un espacio, público o privado, para mejorar o cambiar la imagen urbana del lugar.

Esta expresión artística incluye graffiti, mural, galerías al aire libre o exposiciones en transportes públicos, entre otros. Todas las obras suelen llevar un mensaje llamativo, muchas veces revolucionario porque critica a la sociedad, con cierta ironía, e intenta incitar a la lucha social; otros mensajes son simples reflexiones.

Desde muy joven, Steak mostró su gusto por las artes plásticas: estudió diseño publicitario en el Instituto Mexicano de Estudios Técnicos (IMET); con esas bases ha realizado obras inspiradas en el pop art y el semi realismo, en las cuales puso énfasis en la esencia de las personas y personajes que crea.

En sus 13 años de recrear su entorno con arte urbano, Steak ha sido rechazado por la misma sociedad en la que creció, la cual no lo entendía, denigraba su “grafiteo” de paredes, lo consideraba un vago y asociaba sus actividades con las drogas, el alcohol y la “pérdida del tiempo”.

Y algo hay de eso, reconoce Steak,pues en sus primeros tiempos se relacionó con personas con estas prácticas y que aseguraban que pintar las casas era solo una manera de protestar contra el mal gobierno; pero cuando él se puso a hacer las mismas acciones se ganó arrestos y multas.

Sin embargo, tres años después conoció gente que le enseñó que pintar no es vandalizar un espacio público o privado, sino arte urbano con el que “puedes dar vida a las calles y transformar el entorno de la sociedad pues deja de ser plano y simple para llenarlo de formas y colores”.

“Pintar es mi vida, todo el tiempo estoy dibujando y pintando porque creo que la vida es eso: dibujar y pintar las experiencias, buenas y malas”, dijo a buzos.

Hoy la mayor satisfacción de Steak es ser visto por la sociedad, ya no como vándalo sino como un artista, ilustrador y pintor: “Tengo el privilegio de ilustrar el artículo semanal del ingeniero Aquiles Córdova Morán, secretario general del Movimiento Antorchista Nacional, y ese volante se distribuye por miles en el Estado de México… Es un honor ilustrar su artículo”, comenta Steak.

Isaac Threeball
Threeball, de 30 años, también tuvo que enfrentarse a una sociedad que no entendía su estilo de vida porque sus andanzas en la calle no lo hacían una persona socialmente aceptada, incluso sus padres estaban en contra de que pintara. Pero ésos no fueron los únicos problemas con los que se enfrentó. También tuvo que realizar esfuerzos para hallar espacios y oportunidades para pintar. De sus 14 años de trayectoria artística, 10 fueron de confrontación con la sociedad y solamente los últimos cuatro de identificación con ésta y su propia vida.

Desde mediados de la década pasada, distintas instituciones culturales y gubernamentales en México comenzaron a otorgar espacios públicos para que los artistas urbanos pudieran expresarse. Uno de estos proyectos fue “Maquiladora de Sueños: profesionalización y producción artística en comunidad”, que consistió en la oferta de muros públicos para que los niños de la zona revaloraran el graffiti como práctica artística.

Ahora el gobierno municipal de Ixtapaluca, de extracción antorchista, ha creado un programa que ofrece lugares a artistas urbanos que quieran expresar su arte. Estos espacios se hallan en edificios del Ayuntamiento, que al verse transformados de paredes grises en murales vivos y coloreados logran que los mismos ixtapaluquenses vean con otros ojos a los artistas urbanos.

Threeball dice que gracias al apoyo del gobierno municipal hoy es reconocido, aceptado y admirado por la sociedad, lo cual lo llena de gran satisfacción. “El contagiar, inspirar a otras personas a pintar y que cambie poco a poco la perspectiva que tiene la sociedad de uno, gracias al apoyo que brinda el gobierno municipal, me llena de emoción”, dijo a buzos.

En México existen varios artistas urbanos reconocidos mundialmente como: Saner, Edgar Flores, experto en grafiti, pintura, dibujo y diseño gráfico, quien transmite tradiciones mexicanas y cultura pop que le han servido de inspiración desde el inicio de su carrera. Saner ha expuesto en México, Estados Unidos y Europa.
Sego y Ovbal: su principal inspiración para crear sus obras de arte son la música y la naturaleza. En su infancia vivió en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, de cuyo paisaje provienen los árboles, los insectos, las aves, el mar y aún los espectros de audio que pueblan sus obras. Sus exposiciones han dado la vuelta al mundo y ha pintado en París, Buenos Aires y La Habana.