EDITORIAL

AMLO, instrumento del sistema

Esta semana buzos se ocupa del papel divisionista que ha jugado Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y de una trayectoria de más de cuatro décadas de oportunismo, cambios de partido y actividad controlada por el sistema político nacional, que lo ha utilizado desde los años 70 hasta la fecha como un instrumento más para mantener sin perturbaciones importantes el estado de cosas existente en México.

La evolución de sus posiciones, los cambios en su discurso para ganar adeptos, su probada pertenencia a esa “mafia del poder” a la que tanto condena en cada oportunidad, sus traiciones y la forma en que sus colaboradores se han visto envueltos en actos de corrupción.

AMLO ha jugado el papel de coadyuvante del Estado, para quien es de suma importancia dividir a las masas, sectores y grupos inconformes.

 

Seguir leyendo
REPORTAJE
Criptomonedas revolucionan la economía global


El nuevo orden económico aspira a desaparecer el dinero en efectivo que conocemos hace siglos, para suplantarlo con monedas virtuales que supuestamente desafían la hegemonía del dólar y brindan más seguridad. ¡Nada más lejos de la verdad, pues tarde o temprano las transacciones con esas criptomonedas caen al sistema financiero capitalista!

Además de profundizar la división entre capitalistas y desposeídos, la extraordinaria volatilidad de estas divisas amenaza no solo el sistema financiero internacional sino también el actual orden político.

El dos de enero, la especulación con monedas virtuales registró pérdidas por más de 100 mil millones de dólares y el seis de febrero Wall Street –el más notable mercado financiero–, abrió a la baja e impactaba en bolsas de valores mundiales. Mientras los corredores pedían no caer en pánico, los inversionistas se refugiaban en dinero virtual (bitcoin y otros).

REPORTE ESPECIAL

Los vaivenes de López Obrador

La carrera política de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha oscilado entre la derecha y la izquierda. Entre 1973 y 1976 cursó parte de la licenciatura de Ciencias Políticas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); en 1976, a los 23 años, abandonó los estudios, que no terminaría sino 11 años después, y regresó a Villahermosa, donde ingresó a las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del que llegó a ser dirigente en Tabasco, antes de convertirse en funcionario público estatal y federal.

Tuvo a su cargo la dirección del Centro de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (CEPES) en la entidad.

En 1977 fue nombrado director del Instituto Nacional Indigenista (INI) en Tabasco, cargo desde el que promovió una corriente ideológica que ha sido descrita como “nacionalismo revolucionario”, una especie de izquierdismo priista, teorizado por Enrique González Pedrero en su libro
Más de la Edición 808

REPORTAJES
El corredor del desastre, promesas de apoyo inclumpidad

El ejemplo de Chimalhuacán
se replica en Santa María y La Paz

 
COLUMNAS
Clionautas
Argos
La brújula
CIENCIA

El ajolote: de la mitología azteca a la genómic

 
CULTURA
Mosaico cultural
Escafandra literaria
Tribuna poética
Sextante
Letrofilia
Poesía
DEPORTE

Culminó con éxito la Espartaqueada Deportiva

 

ARTICULISTAS
Aquiles Córdova Morán
Abel Pérez Zamorano
Brasil Acosta Peña
Omar Carreón Abud
NÚMEROS ANTERIORES

No.807
Hundimiento del poder adquisitivo, vieja política salarial

No.806
Privatización carcelaria en México

No.805
Cuba, la revolución en marcha




Sociedad Anónima